jueves, 24 de marzo de 2016

Bienvenido Invierno

cuanto he esperado esta época del año, el frío, el cielo gris, la lluvia. hacen florecer un mar de madurez en mi cabeza. Vuelve a mi la conciencia que tanto extraño en días calientes, vuelven a mi esas ideas de la humanidad, de la hermandad universal. hace tanto que me he perdido, que son pocas las lagunas de conciencia que me van quedando y esta es una de ellas. este día tan especial me regalo las primeras gotas de agua del año, el primer viendo húmedo y frió, el florecer nuevamente a mis ideas locas que haca tanto duermen.
Bosques fríos aguardan por mi, el mudo espera paciente el día que vuelva a tomarlo, esta realidad consume completamente el tiempo familiar, el tiempo a solas, el tiempo de contemplación. me he perdido en el sistema que se impone y nos dice como vivir bien, pero que es tan esclavizarte que cuando al pasar 20 años de hacer lo mismo, siquiera aun te has dado cuenta que todavía no realizas los sueños mas anhelados.
Yo digo, ¿Por que esperar tanto tiempo?, cuantas almas han vuelto a la fuente, arrepentidas por no haber sido mas complacientes consigo mismo, regalando tiempo al sistema, que al final no siempre trae felicidad.
El dinero no hace la felicidad, frase trillada que tiene tanta razón como desazón; !si!, nos hace falta para cumplir nuestras metas, es el ticket de cambio de nuestros sueños y proyectos, pero mas allá, te vende felicidad a costa de mucho esfuerzo, mucho tiempo invertido y que al generar tantas expectativas nunca llena realmente la felicidad que tanto se esperaba.
Es este invierno, ese clima, que revive todos los hermosos momentos de mi infancia y los trae para decirme, fuiste feliz, puedes ser feliz, la felicidad son momentos que no se pueden mantener para siempre en la realidad, pero que si los podemos recordar y traer parte de lo que significo ese momento, y convertir una tarde triste en una tarde tranquila.
El tiempo sigue con su curso, y es algo que no se puede detener, yo ahora, en esta laguna de conciencia que me ha regalado el universo, plasmo fielmente el sentimiento que esto genera en mi día, en mi momento.
No quiero esperar, no quiero posponer, poco a poco, nada sera tan grande como para poder alcanzarlo, Dios nos dio mente para usar nuestras manos, y construir escaleras que toquen el cielo.
disfrutare tu cielo de blanca agua, tierra maravillosa, me has regalado un momento que pensé había olvidado. aquí y ahora estoy realmente en mi hogar.
Me he convertido poco a poco en un viajero del viento, en un nómada de lo inestable, en un mercenario sin hogar que lo busca en los escenarios mas inhóspitos del mundo.

Sr. Viveros


viernes, 15 de enero de 2016

Un nuevo hallazgo aumenta el misterio del hobbit de Flores


Las junglas de Indonesia esconden uno de los capítulos más interesantes y desconocidos de la evolución humana. Ese es el mensaje que lanza hoy un grupo de investigadores tras hallar un gran número de herramientas líticas en la isla de Célebes (Sulawesi en indonesio), situada entre Asia continental y Australia.

Así dicho el descubrimiento puede parecer decepcionante, pero el análisis de los restos abre posibilidades que hubieran sido impensables hace apenas 15 años.

© Annamaria Talas
Algunas de las herramientas halladas en Sulawesi.Sulawesi está cerca de otra isla mucho más famosa en estos asuntos: Flores. Allí vivió el humano (miembro del género Homo) más atípico que conocemos: el Homo Floresiensis. Desde su descubrimiento a principios de la década pasada, el hobbit de Flores ha sido un enigma constante por sus extrañas hechuras y su misteriosa desaparición, sin mencionar la simple presencia en una isla perdida de Asia a la que nadie sabe cómo llegó.

Los hobbit tenían un cerebro del tamaño de un chimpancé, medían un metro y estaban bien adaptados a su entorno. Cazaban elefantes enanos, grandes roedores, y fabricaban herramientas a veces difíciles de distinguir de las de Homo sapiens.

El nuevo estudio, publicado en Nature por Gerrit van den Bergh, de la Universidad de Wollongong, en Australia, y otros paleoantropólogos, describe el hallazgo en Sulawesi de más de 200 herramientas líticas cerca de la localidad de Talepu. El equipo las ha datado y tienen al menos 118.000 años. En esta isla no hay restos de humanos modernos (Homo sapiens) de antes de los 40.000 años, así que estos elaborados fragmentos de piedraprueban que una especie humana desconocida se estableció en la isla y lanzan una pregunta evidente: ¿quiénes eran?

Tsunamis

El estudio dice que se abren tres posibilidades. La primera es que los conquistadores de Sulawesi fueron, en efecto, los hobbit, que vivieron en Flores desde hace al menos 95.000 años y hasta hace tan solo 12.000. De hecho, las herramientas halladas tienen "claras similitudes" con las que fabricaba el hombre de Flores, según explica el propio Van den Bergh a Materia.

La segunda opción -la preferida de este paleoantropólogo- es que se trate de Homo erectus, un homínido de una talla similar a la nuestra. "Sabemos que H. erectus ya estaba en la región en esta época y de hecho creo que el Hombre de Flores es una variante enana e insular del erectus", detalla.

Sulawesi es un punto estratégico entre Asia continental, donde vivieron los erectus, y las islas indonesias. En parte por eso Van den Bergh cree que los ancestros del hobbit llegaron a Flores desde Sulawesi, arrastrados por las fuertes corrientes marinas hacia el sur que hay en la zona. "Esa es nuestra hipótesis de trabajo y no me sorprendería si algún día encontramos un fósil de Homo erectus de hace un millón de años en Sulawesi", resalta el paleontólogo.

La tercera posibilidad es que los denisovanos, primos de los neandertales, fueran los primeros en llegar a la isla en un espectacular periplo que pudo comenzar en las estepas heladas de Eurasia.

En cualquier caso, otra incógnita queda sin respuesta, si aquellos humanos cubrieron las distancias de cientos de kilómetros entre las islas en sus propias embarcaciones o como náufragos a bordo de restos vegetales arrancados por tsunamis, pues ni en los momentos en los que el mar estaba más bajo era posible hacerlo a pie.

Nuño Domínguez
El País
jue, 14 ene 2016 13:49 UTC
http://es.sott.net/article/43706-Un-nuevo-hallazgo-aumenta-el-misterio-del-hobbit-de-Flores

Fuente:
http://despiertaalfuturo.blogspot.cl

miércoles, 30 de septiembre de 2015

El sendero del Guerrero


[...] aceptar la realidad "como es" no significa ser conformista. Es poder mirarla de frente, sin hacer juicios de valor al respecto, sin añadirle los "y si..." "o debería ser así". Verla objetivamente, aceptar lo que ofrece y seguir adelante.

El arquetipo del guerrero está presente en todas las culturas, y es retratado en muchas historias grandiosas. Estas historias nos enseñan las características personales que se deben tener si se quiere triunfar en la adversidad. El guerrero es perseverante, posee fuerza y valentía. No sólo pelea, sino que lo hace para defender la verdad y aquello que cree es correcto.

El guerrero lo llevamos dentro dormido por lo ruidos de la vida, y cuando despierta revitaliza el alma llenando el camino de inspiración y sentido.

¿Por qué se necesita ser un guerrero? 

La guerra interior:

Todos, tal como los guerreros de las historias experimentamos el deseo de ser libres. Todos tenemos una guerra gestándose en nuestro interior, donde luchamos contra nuestra realidad. 

Esto significa que muchas veces nos resistimos a que la vida es como es. No queremos que la gente sea de la forma que es, no queremos sentirnos de la manera como nos sentimos, no queremos que nos pase lo que nos pasa.

No queremos aceptar la realidad porque no es como nosotros pensamos que debería ser.

Quedamos prisioneros de lo que pensamos "debería ser" y no vemos (lo que la vida nos está ofreciendo).

Entonces, nos sentimos frustrados, nos tensionamos y estresamos, inventamos excusas y justificaciones. Nuestro lema es "esto así no". Empezamos a resistirnos, tratando de quitarle importancia a las cosas, invadiéndolas, o deseando que cambien pronto. 

Cuando estemos dispuestos a enfrentar este hábito, a dejar de resistirnos y conocer la verdad cueste lo que cueste; entonces estaremos preparados para emprender el viaje del guerrero hacia la paz y la felicidad. Pero conquistar la paz interior puede ser un viaje difícil si no se posee las cualidades de un guerrero (perseverancia y valentía).

La paz interior

La paz sólo puede ser interior (y en el presente). No existe la "paz exterior" porque no podemos determinar las circunstancias de nuestra vida. No tenemos poder para controlar o cambiar al mundo como queramos.

La paz no viene con ciertas circunstancias o experiencias. No depende de la gente, las emociones, los pensamientos, los eventos, las cosas materiales, ni nada que sea temporal. Si nuestra paz dependiera de estas cosas, cuando éstas se terminaran también pasaría nuestra paz. ¿Quieres que sea duradera o temporal? Esta es la primera pregunta que debes hacerte.

La paz sólo puede existir en el momento presente. Es ridículo decir "espera hasta que termine esto, entonces voy a ser libre para vivir en paz". ¿Qué es "esto"? Un diploma, un trabajo, una casa, el pago de una deuda? Si usted piensa de esa manera, la paz nunca llegará. Siempre hay otro "esto" que seguirá al actual. Si usted no está viviendo en paz en este momento, usted nunca será capaz de hacerlo. Si realmente quiere estar en paz, debe estar en paz ahora. De lo contrario, sólo existe "la esperanza de que algún día tendré paz"

El camino a la paz interior

El primer paso es dejar de resistirnos a nuestra realidad y a lo que estamos experimentando. Es aceptar y vivir en el "ahora" tal como es (y no el "ahora" que idealizamos).

¿Cómo?:

1.- Centra tu atención en tu interior, en las emociones y sensaciones físicas que estas experimentando. Esto quiere decir que no te estás enfocando en los eventos de tu mundo o en las "historias mentales" que corren por tu mente. Estas siendo consciente de tu propia experiencia interna. Aún si tu experiencia interna es resistencia en sí misma, obsérvala de forma directa con una actitud curiosa.

2.- Da la bienvenida a estas experiencias con actitud amistosa, curiosa y acéptalas tal como son. Pueden ser sentimientos dolorosos, o tensiones sutiles en tu cuerpo. Presta atención a cada detalle y cada cosa sobre ellos, de forma que puedas verlos completamente.

3.- Reconoce cualquier creencia que tengas sobre como las cosas deberían o no deberían ser. Date cuenta que alimentar estas creencias mantiene la resistencia a lo "que es". Observa sin juzgar que sentimientos provocan estas creencias.

4.- Repite los pasos 1, 2 y 3 en cualquier momento que una reacción surja en ti. Aprende lo que se siente estar alienado de ti mismo y usa esta sensación como una señal para despertar y estar atento a lo que estás experimentando. 

A medida que la aceptación se convierte en una forma de vivir, no importa que cosa suceda o que sientas, estarás en paz con tu experiencia. Estás recibiéndola abiertamente, permitiéndola en vez de querer apartarla.

Vivir en paz no es tener las situaciones correctas o la gente o reacciones deseadas en nuestras vidas. Es acerca de esto, la realidad tal como es, el ahora, el presente. Cualquier manipulación de la mente interfiere con la paz. Cuando interpretamos, justificamos, explicamos, analizamos, fantaseamos, nos hacemos ilusiones acerca de lo que esta pasando, estamos resistiéndonos a ello. Cuando dejamos estas funciones mentales a un lado, podremos ver las cosas como son.

Por eso presta atención al presente momento y no andes pensando lo que alguien te dijo esta mañana, no hables por teléfono mientras contestas una carta o email, no te preocupes del futuro. Presta atención al momento.

"Donde quiera que vallas, allí estas". Jon Kabat-Zinn

Una vez al día a partir de ahora, quiero que pongas tu más sincero esfuerzo en estar completamente presente. Dale toda tu atención a lo que estás haciendo. Si tienes una cita para almorzar, disfruta de estar con esa persona en lugar de pensar en esa reunión con un cliente que tenías en la mañana o sobre el montón de trabajo acumulado en tu escritorio.

Incluso las tareas más mundanas, como preparar la cena, puede cobrar vida. Nota los olores, sabores, texturas...

Una descripción de lo que es vivir plenamente atento al momento (adaptado del libro Full Catastrophe Living, por Jon Kabat-Zinn). Vivir plenamente consciente y atento al momento es: 

Ser uno mismo.

No juzgarse a sí mismo, el exceso de analizar lo que vas a decir, o dejarte llevar por tus pensamientos.

Aceptar y apreciar lo que cada momento ofrece.

Permitir que las cosas sean como son, sin quedar atrapados en las expectativas, esperanzas, deseos y experiencias.

Ser paciente contigo mismo y otras personas. No ser impacientes o estar ansiosos porque ciertas cosas, agradables y/o desagradables, puedan llegar a suceder.

Confía en ti mismo y tus sentimientos.

Recuerda que aceptar la realidad "como es" no significa ser conformista. Es poder mirarla de frente, sin hacer juicios de valor al respecto, sin añadirle los "y si..." "o debería ser así". Verla objetivamente, aceptar lo que ofrece y seguir adelante.

"No vemos las cosas como son, vemos las cosas tal como somos".

Compilado: Anónimo Donoso
http://www.psicologiazen.com.ar/
Visto en: equilibriocosmico.blogspot.com

El sendero del Guerrero


[...] aceptar la realidad "como es" no significa ser conformista. Es poder mirarla de frente, sin hacer juicios de valor al respecto, sin añadirle los "y si..." "o debería ser así". Verla objetivamente, aceptar lo que ofrece y seguir adelante.

El arquetipo del guerrero está presente en todas las culturas, y es retratado en muchas historias grandiosas. Estas historias nos enseñan las características personales que se deben tener si se quiere triunfar en la adversidad. El guerrero es perseverante, posee fuerza y valentía. No sólo pelea, sino que lo hace para defender la verdad y aquello que cree es correcto.

El guerrero lo llevamos dentro dormido por lo ruidos de la vida, y cuando despierta revitaliza el alma llenando el camino de inspiración y sentido.

¿Por qué se necesita ser un guerrero? 

La guerra interior:

Todos, tal como los guerreros de las historias experimentamos el deseo de ser libres. Todos tenemos una guerra gestándose en nuestro interior, donde luchamos contra nuestra realidad. 

Esto significa que muchas veces nos resistimos a que la vida es como es. No queremos que la gente sea de la forma que es, no queremos sentirnos de la manera como nos sentimos, no queremos que nos pase lo que nos pasa.

No queremos aceptar la realidad porque no es como nosotros pensamos que debería ser.

Quedamos prisioneros de lo que pensamos "debería ser" y no vemos (lo que la vida nos está ofreciendo).

Entonces, nos sentimos frustrados, nos tensionamos y estresamos, inventamos excusas y justificaciones. Nuestro lema es "esto así no". Empezamos a resistirnos, tratando de quitarle importancia a las cosas, invadiéndolas, o deseando que cambien pronto. 

Cuando estemos dispuestos a enfrentar este hábito, a dejar de resistirnos y conocer la verdad cueste lo que cueste; entonces estaremos preparados para emprender el viaje del guerrero hacia la paz y la felicidad. Pero conquistar la paz interior puede ser un viaje difícil si no se posee las cualidades de un guerrero (perseverancia y valentía).

La paz interior

La paz sólo puede ser interior (y en el presente). No existe la "paz exterior" porque no podemos determinar las circunstancias de nuestra vida. No tenemos poder para controlar o cambiar al mundo como queramos.

La paz no viene con ciertas circunstancias o experiencias. No depende de la gente, las emociones, los pensamientos, los eventos, las cosas materiales, ni nada que sea temporal. Si nuestra paz dependiera de estas cosas, cuando éstas se terminaran también pasaría nuestra paz. ¿Quieres que sea duradera o temporal? Esta es la primera pregunta que debes hacerte.

La paz sólo puede existir en el momento presente. Es ridículo decir "espera hasta que termine esto, entonces voy a ser libre para vivir en paz". ¿Qué es "esto"? Un diploma, un trabajo, una casa, el pago de una deuda? Si usted piensa de esa manera, la paz nunca llegará. Siempre hay otro "esto" que seguirá al actual. Si usted no está viviendo en paz en este momento, usted nunca será capaz de hacerlo. Si realmente quiere estar en paz, debe estar en paz ahora. De lo contrario, sólo existe "la esperanza de que algún día tendré paz"

El camino a la paz interior

El primer paso es dejar de resistirnos a nuestra realidad y a lo que estamos experimentando. Es aceptar y vivir en el "ahora" tal como es (y no el "ahora" que idealizamos).

¿Cómo?:

1.- Centra tu atención en tu interior, en las emociones y sensaciones físicas que estas experimentando. Esto quiere decir que no te estás enfocando en los eventos de tu mundo o en las "historias mentales" que corren por tu mente. Estas siendo consciente de tu propia experiencia interna. Aún si tu experiencia interna es resistencia en sí misma, obsérvala de forma directa con una actitud curiosa.

2.- Da la bienvenida a estas experiencias con actitud amistosa, curiosa y acéptalas tal como son. Pueden ser sentimientos dolorosos, o tensiones sutiles en tu cuerpo. Presta atención a cada detalle y cada cosa sobre ellos, de forma que puedas verlos completamente.

3.- Reconoce cualquier creencia que tengas sobre como las cosas deberían o no deberían ser. Date cuenta que alimentar estas creencias mantiene la resistencia a lo "que es". Observa sin juzgar que sentimientos provocan estas creencias.

4.- Repite los pasos 1, 2 y 3 en cualquier momento que una reacción surja en ti. Aprende lo que se siente estar alienado de ti mismo y usa esta sensación como una señal para despertar y estar atento a lo que estás experimentando. 

A medida que la aceptación se convierte en una forma de vivir, no importa que cosa suceda o que sientas, estarás en paz con tu experiencia. Estás recibiéndola abiertamente, permitiéndola en vez de querer apartarla.

Vivir en paz no es tener las situaciones correctas o la gente o reacciones deseadas en nuestras vidas. Es acerca de esto, la realidad tal como es, el ahora, el presente. Cualquier manipulación de la mente interfiere con la paz. Cuando interpretamos, justificamos, explicamos, analizamos, fantaseamos, nos hacemos ilusiones acerca de lo que esta pasando, estamos resistiéndonos a ello. Cuando dejamos estas funciones mentales a un lado, podremos ver las cosas como son.

Por eso presta atención al presente momento y no andes pensando lo que alguien te dijo esta mañana, no hables por teléfono mientras contestas una carta o email, no te preocupes del futuro. Presta atención al momento.

"Donde quiera que vallas, allí estas". Jon Kabat-Zinn

Una vez al día a partir de ahora, quiero que pongas tu más sincero esfuerzo en estar completamente presente. Dale toda tu atención a lo que estás haciendo. Si tienes una cita para almorzar, disfruta de estar con esa persona en lugar de pensar en esa reunión con un cliente que tenías en la mañana o sobre el montón de trabajo acumulado en tu escritorio.

Incluso las tareas más mundanas, como preparar la cena, puede cobrar vida. Nota los olores, sabores, texturas...

Una descripción de lo que es vivir plenamente atento al momento (adaptado del libro Full Catastrophe Living, por Jon Kabat-Zinn). Vivir plenamente consciente y atento al momento es: 

Ser uno mismo.

No juzgarse a sí mismo, el exceso de analizar lo que vas a decir, o dejarte llevar por tus pensamientos.

Aceptar y apreciar lo que cada momento ofrece.

Permitir que las cosas sean como son, sin quedar atrapados en las expectativas, esperanzas, deseos y experiencias.

Ser paciente contigo mismo y otras personas. No ser impacientes o estar ansiosos porque ciertas cosas, agradables y/o desagradables, puedan llegar a suceder.

Confía en ti mismo y tus sentimientos.

Recuerda que aceptar la realidad "como es" no significa ser conformista. Es poder mirarla de frente, sin hacer juicios de valor al respecto, sin añadirle los "y si..." "o debería ser así". Verla objetivamente, aceptar lo que ofrece y seguir adelante.

"No vemos las cosas como son, vemos las cosas tal como somos".

Compilado: Anónimo Donoso
http://www.psicologiazen.com.ar/
Visto en: equilibriocosmico.blogspot.com

viernes, 29 de agosto de 2014

Gota de Muerte

Realmente me da gusto presentar estas reflexiones echas poesía. Dejan mucho que pensar sobre nosotros mismos aunque no nos veamos involucrados en nada.

____________________________________

Después del disparo, desperté del sueño milenario acerca de las batallas y el heroísmo...

¿Y qué queda ahora?

¿Quién va a iluminar las ruinas?
Lo único que había, era la bala penetrada en la fila de huesos sobre las calles grises.

La bandera blanca del otro extremo de la calle dejó de ondear pero a lo lejos divise mí orgullo, este, aún ondeaba entre la brisa combinada de sangre enemiga y pólvora suicida.

Desde el fondo de mí alma, escuché el Sollozo del enemigo, tan cálido cómo la voz de alguna madre. Y la voz de una madre que nunca se evapora...

Lanze mí arma a las cenizas, porque intente alzar mí voluntad entre el humo y los estruendos. Pero era demasiado tarde, en medio de intensos sudores, observe a la muerte agitar sus negras alas sobre el rostro de los sufrientes.

Sospechó que la herida en mí espalda es del peso de la culpa. No pude consolar el llanto de aquel que quedo huérfano o de aquella que quedo viuda.
Y me dobló la culpa, mientras yo disparaba la gente moría de hambre o asfixiada por las palabras que luchaban por salir desde adentro.

En el horizonte grisáceo de la tarde, intente una difícil sonrisa.
No pude advertirle al resto, acerca del remordimiento, porque mí lenguaje era ahora el de la despedida. Antes de sentir pólvora en el cuerpo sólo deseaba reposar mis heridas fuera de la  guerra....

Por:
Brenda Scrist

jueves, 21 de agosto de 2014

12 Leyes

12 Leyes poco Conocidas del Karma que Cambiarán tu Vida

12 Leyes poco Conocidas del Karma que Cambiarán tu Vida

“La Ley del Karma es la ley que castiga al ignorante y da libertad al sabio.”
-Ernest Holmes
Una persona no puede escapar de las consecuencias de sus acciones, pero sufrirá sólo si él mismo ha creado o mantenido las condiciones para su sufrimiento. La ignorancia de la ley no es excusa para nadie tanto si las leyes son hechas por el hombre o bien universales. Para dejar de tener miedo y empezar a poseer un poder sobre el mundo del karma y la reencarnación, esto es lo que necesitas saber acerca de las leyes kármicas.
La Gran Ley
- “Así como siembras, así cosecharás”. Esto también se conoce como la “Ley de Causa y Efecto”.
- Lo que enviamos al universo es lo que viene de regreso a nosotros.
- Si lo que queremos es la felicidad, la paz, el amor, la amistad… entonces debemos ser felices, tranquilos, cariñosos y aprender a ser un verdadero amigo para los demás.
La Ley de la Creación

La vida no ocurre por sí sola, requiere de nuestra participación.
- Somos uno con el Universo, tanto por dentro como por fuera.
- Lo que nos rodea nos da pistas sobre nuestro estado interior.
-Sé tú mismo, y rodéate de lo que quieres tener presente en tu vida.
La Ley de la Humildad

Lo que te niegas a aceptar, continuará para ti.
- Si lo que vemos es un enemigo, o alguien con un rasgo de carácter que encontramos como negativo, entonces nosotros mismos no estamos enfocados en un nivel superior de existencia.
La Ley del Crecimiento

Donde quiera que vayas, ahí estarás creciendo: con dolor y sufrimiento o con iluminación y gozo (la decisión es siempre tuya).
- Cada reto en tu vida, representa una oportunidad maravillosa para crecer.
- Para que crezcamos en el Espíritu, somos nosotros los que debemos cambiar -y no las personas, lugares o cosas que nos rodean.
- Lo único dado que tenemos en nuestras vidas somos nosotros mismos y es el único factor sobre lo que tenemos control.
- Cuando cambiamos dentro de nuestro corazón, nuestra vida sigue su ejemplo y cambia también.
La Ley de la Responsabilidad
- Siempre que hay algo mal en mi vida, hay algo mal en mí.
- Reflejamos lo que nos rodea: y lo que nos rodea representa nuestro espejo; Esta es una verdad universal.
- Hay que asumir la responsabilidad total por lo que hay en nuestra vida.
La Ley de la Conexión
- Incluso si algo que hacemos parece intrascendente, es muy importante que se haga, ya que todo en el universo está conectado.
- Cada paso lleva al siguiente paso, y así sucesivamente y así sucesivamente.
- Alguien tiene que hacer el trabajo inicial para obtener un resultado.
- Ni el primero ni el último paso son de mayor importancia, todos fueron necesarios para realizar la tarea.
- Pasado-Presente-Futuro todos ellos están conectados.
La Ley del Enfoque
- Tú no puedes pensar en dos cosas al mismo tiempo.
- Cuando nuestra atención se centra en los valores espirituales, es imposible para nosotros tener pensamientos inferiores, tales como la codicia o la ira.
La Ley del Dar y la Amabilidad 
- Si crees que algo es verdad, entonces esa “verdad” se revelará en tu vida.
- Da con alegría y sin regateos. Da dinero, amor, alegría y amabilidad.
La Ley del Aquí y Ahora
- El mirar hacia atrás para examinar lo que fue, nos impide ser totalmente en el aquí y ahora.
- Los viejos pensamientos, los viejos patrones de comportamiento y actitud, las creencias limitantes… nos impiden tener lo nuevo y disfrutar el Ahora a plenitud.
La Ley del Cambio
- La historia se repite hasta que aprendamos las lecciones para cambiar nuestro camino.
- La vida es cambio. El cambio es expansión y crecimiento.
La Ley de la Paciencia y la Recompensa 
- Sé paciente con la vida. El tiempo de Dios es perfecto.
- La verdadera alegría se obtiene haciendo lo que suponemos que debemos estar haciendo ahora, y con fe en la recompensa que está por venir en su propio tiempo perfecto.
La Ley del Valor e Inspiración

- El verdadero valor de algo es un resultado directo de la energía y la intención que se pone en ello.
- Cada contribución personal es también una contribución a la totalidad.
- Permite que la divinidad en ti te llene de inspiración a cada momento.
 http://conocimientouniversalomnipresente.files.wordpress.com/2014/06/ser-de-luz4.jpg

Fuente: